¿Qué es un gemelo digital y para qué se puede usar?

 

En un mundo cada vez más liderado por la tecnología, las posibilidades que nos aporta un gemelo digital  son asombrosas. Y desde luego no solo para los sectores de la ingeniería, la industria y la logística. Estás a un paso de acercarte a su potencial.

 

¿Qué es un gemelo digital?

 

Un gemelo digital es una representación virtual de un objeto, proceso o sistema que se actualiza con datos en tiempo real.

El objetivo es ser un homólogo o réplica virtual para hacer simulaciones plantear mejoras o prevenir problemas a partir de la prueba con situaciones y escenarios hipotéticos, sin tener que interactuar con el objeto o sistema real Para su funcionamiento, entran en juego el Machine Learning, la Inteligencia Artificial, el Cloud Computing, Internet de las Cosas (IoT)…

 

Diferencias entre simulación y gemelo digital

 

 

Simulación Gemelo digital
Representa un modelo a escala. Es un entorno virtual.
Estudia un proceso concreto. Permite estudiar multitud de simulaciones en los procesos.
No funciona con datos en tiempo real. Trabaja con datos en tiempo real.
Facilita la comprensión de lo que puede suceder cuando se aplican cambios. Permite comprender lo que ocurre y lo que puede pasar en un proceso.

Fuente: Universidad Europea

 

 

La comparativa deja claro el mayor potencial del gemelo digital frente a la simulación para mejorar procesos y productos.

 

 

Relación entre gemelos digitales e Inteligencia Artificial

 

La IA y los gemelos digitales están estrechamente relacionados y se complementan entre sí.

Por un lado, los gemelos digitales proporcionan la infraestructura necesaria para implementar y alimentar con datos los algoritmos de IA, entrenándolos para mejorar su capacidad de tomar decisiones, predecir resultados y realizar análisis.

Por otro lado, los algoritmos de IA pueden mejorar y potenciar las capacidades de los gemelos digitales, proporcionando un análisis y procesamiento avanzado de los datos recopilados por el gemelo digital para identificar patrones y generar recomendaciones, permitiendo comprender mejor y de forma más precisa el objeto representado por el gemelo digital.

En definitiva, la combinación de ambos facilita la retroalimentación continua entre el mundo real y su representación virtual, pues los datos reales se utilizan para actualizar y mejorar el gemelo digital, mientras que las decisiones tomadas por los algoritmos de la IA en el gemelo digital pueden influir en las acciones y mejoras en el mundo real. Juntos, permiten una mayor comprensión, optimización y control de los sistemas del mundo real.

 

 

La primera vez que se habló de gemelos digitales

 

Aunque el término todavía pueda resultar desconocido y nuevo para muchos, lo cierto es que surgió a finales del siglo XX y en plural (digital twins ). Se lo debemos a David Gelernter, que lo mencionó en la publicación de Mirror Worlds en 1991.

Sin embargo, tuvimos que esperar hasta 2002 para ver su aplicación real a la fabricación de la mano del doctor Michael Grieves. Y ya en 2010 John Vickers, de la NASA, introdujo el término de digital twin.  Desde entonces está muy presente en todo lo que concierne a la revolución tecnológica en las empresas.

 

 

¿Para qué se puede usar un gemelo digital (con ejemplos)?

 

  • Diseño de productos. Un gemelo digital puede reducir costes y errores en el diseño de productos, maquinaria, activos, etc., optimizar la planificación de la producción y aumentar la productividad en la industria manufacturera.
  • Predicción de escenarios futuros. Quizá no sea uno de los ejemplos de gemelo digital más populares, pero a nivel de negocio hay variables que se pueden introducir —una recesión, un nuevo competidor en el mercado…— y estudiar cómo impactan los cambios en nuestra empresa.
  • Proyección de grandes edificios o ingeniería civil. La complejidad y las grandes dimensiones de este tipo de proyectos hacen muy interesante su utilización.
  • Optimizar y rastrear el flujo de productos. Con una representación digital es más fácil tomar medidas para reducir costes y errores en la cadena de suministro.
  • Ciudades inteligentes: los gemelos digitales utilizan la IA para recopilar y analizar datos de sensores ubicados en la ciudad, permitiendo optimizar el tráfico, la gestión de residuos, el monitoreo ambiental… con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y reducir costes de operación.
  • Personalizar el cuidado de la salud. Puede que veamos en un futuro no muy lejano que cada individuo tenga un gemelo digital con una réplica de su historia médica completa. Con toda esta información disponible y actualizada, será posible personalizar el cuidado sanitario, realizar diagnósticos tempranos, predecir enfermedades y optimizar por ejemplo la gestión de recursos en hospitales.

Estos son solo algunos ejemplos de gemelos digitales  aplicados a la empresa, pero hay un mundo de posibilidades más allá.

¿Buscas un partner para aplicar la tecnología del gemelo digital en tu negocio? Desde BeDataScience by Panel Sistemas podemos ayudarte a lograrlo. Contacta con nosotros y cuéntanos qué proyecto tienes en mente.

También podría interesarte…